Los grandes éxitos del Telescopio Espacial Hubble: las 18 mejores imagenes

Publicado por sati en

El Telescopio Espacial Hubble fue lanzado en Abril de 1990. Luego que se arreglaron los problemas en su espejo principal, comenzó a enviar hermosas imágenes detalladas del espacio, de vuelta a la Tierra. Aquí hay algunas de las mejores del espacio interestelar. La Nebulosa Ojo de Gato está a 3 mil años luz de la Tierra. Una de las nebulosas planetarias más famosas, NGC 6543 tiene una extensión de la mitad de un año luz y representa un final, breve pero glorioso de la vida de una estrella tipo Sol. Crédito: NASA

Puede parecer un caballo de mar, el objeto oscuro es en realidad una columna de polvo humeante de al menos 20 años luz de largo. La estructura ocurre en el vecindario de la Gran Nube Magallánica, una región de formación estelar cercana la Nebulosa Tarántula. Crédito: NASA

[ad#adsense-1]

MyCn18: La nebulosa del reloj de arena. Las arenas de tiempo se están acabando para la estrella central de esta nebulosa. Con su combustible nuclear acabándose, esta fase de cierre para la estrella tipo Sol va ocurriendo mientras las capas exteriores se van expulsando y su núcleo se desvanece en una enana blanca fría. Crédito: NASA

La galaxia espiral M104. Vista como silueta en contra un gran tumulto de estrellas brillantes, la senda de polvo cósmico le da una apareciencia tipo gorra, sugiriendo un nombre mucho más popular: La Galaxia Sombrero. Crédito: NASA

En 1787, el astrónomo William Herschel descubrió la Nebulosa Eskimo, NGC 2392, el cual se parece a una cabeza de una persona rodeado por una capucha de parka. Crédito: NASA

[ad#adsense-1]

Estos ojos furiosos son los núcleos en remolino constante de dos galaxias fusionándose llamado NGC 2207, y IC 2163 en Canis Major. Luego de miles de millones de años, sólo quedará una de estas galaxias. Hasta ese momento, seguirán lentamente desgarrándose. Crédito: NASA

Esta es la Nebulosa del Cono dentro de una región de formación de estrellas galáctica NGC 2264. Algunos han clamado que esta imagen se parece a Jesucristo. Crédito: NASA

Nebulosa de Reflexión NGC 1999. La nebulosa no emite luz por si misma. Brilla por una fuente de luz metida dentro, como una iluminaria de la calle alumbrando la niebla. La brillante y joven estrella de la izquierda le da a NGC 1999 su luminosidad. Crédito: NASA

Esta imagen es llamada a veces Noche Estrellada (Starry Night), en referencia a la pintura de Vincent van Gogh. Por razones desconocidas, la superficie externa de la estrella V838 inesperadamente se expandió, con el resultado que se convirtió en la estrella más brillante en la Vía Láctea en Enero 2002. Luego, de la misma forma inesperada, se desvaneció. Crédito: NASA

[ad#adsense-1]

Nebulosa Planetaria Mz3: La Nebulosa Hormiga. Expele chorros de gas a 1.000 kilómetros por segundo creando una extraña forma de hormiga. Crédito: NASA

La Nebulosa de Orión, M42, está sólo a 1.500 años luz de distancia. Ofrece una de las mejores oportunidades para estudiar como nacen las estrellas, en especial porque es la región de formación de estrellas más cercana, pero también porque las estrellas energéticas de la nebulosa han eliminado las nubes de polvo oscuras. Crédito: NASA

Una columna gigante de gas y polvo en la Nebulosa Trífida, acentuado por una pequeña columna apuntando hacia arriba y un chorro muy inusual apuntando a la izquierda. Crédito: NASA

La Nebulosa planetaria Retina IC 4406, que parece un cuadrado, pero es probablemente un cilindro vacío, con su cuadrado causado por estar viendo el cilindro de lado. Crédito: NASA

M74: La Espiral Perfecta. Si no lo es, entonces es al menos la galaxia espiral más fotogénica. Una isla de alrededor de 100 mil millones de estrellas, 32 millones de años luz hacia la constelación de Piscis. M74 presenta una hermosa vista. Crédito: NASA

NGC 2818 es una hermosa nebulosa planetaria, la mortaja gaseosa de una estrella agonizante tipo Sol. Podría ofrecer una ojeada al futuro que le espera a nuestro Sol en unos 5 mil millones de años. Crédito: NASA

Este es el desastre que queda cuando una estrella explota. La Nebulosa del Cangrejo es el resultado de una supernova vista en 1054 DC. En el centro de la Nebulosa hay un pulsar: una estrella de neutrones tan masiva como el Sol, pero sólo con el tamaño de una pequeña ciudad. Crédito: NASA

La tormenta perfecta: Esculpido por viendo estelar y radiación, estas formas ondulantes y fantásticas están situadas dentro de la guardería estelar conocida como M17, la Nebulosa Omega, a 5.500 años luz en Sagitario. Crédito: NASA

Estas dos galaxias se están desgarrando. Conocida como Los Ratones debido a sus largas colas, probablemente colisionarán una y otra vez hasta que se unan. Crédito: NASA

 

Vía| Telegraph

No se han encontrado entradas similares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *